Peregrinación a la Basílica de Guadalupe 2013

Peregrinacion 05

La Arquidiócesis de Acapulco realizó, el 19 de Junio de 2013, su peregrinación anual al Santuario Nacional de Santa María de Guadalupe, con una gran participación de las parroquias de las tres regiones pastorales; cada parroquia llevó una manta en la que expresabamos a la Morenita del Tepeyac nuestra petición: ¡Danos la paz!.

Peregrinacion 02

.

Nuestra parroquia, con una representación de 45 feligreses, partió hacia la Basílica de Guadalupe expresando su deseo de paz y nos unimos a la peregrinación de la Arquidiócesis (cerca de dos mil 500 peregrinos) recorriendo la Calzada de Guadalupe, cada parroquia en un ambiente de oración y alabanzas íbamos rindiendo honor a Nuestra Madre, la Reina del Cielo.

.

Mons. Carlos Garfías Merlos, Arzobispo de Acapulco, en su saludo inicial expresó la intención de la Arquidiócesis: orar; sentir el cariño y la protección de María; sentirnos llenos de la paz de Cristo, para regresar con la paz en nuestros corazones y poder construir la paz.

Peregrinacion 06

Al participar de la Eucarístía, en este año de la fe, dimos gracias a Dios por el don de la vida en sus diversas manifestaciones y anunciamos el Evangelio de la Vida que engrendra la vivencia armoniosa de la paz. Ahí, a los pies de la Morenita del Tepeyac, esperamos encontrar en María la bienaventuranza de la paz.

Peregrinacion 01

Peregrinacion 03

Peregrinacion 00

.

.

.

.

.

.

Virgen de Guadalupe

En su homilía, nuestro Arzobispo nos presentó a María como modelo de discípulo que trabaja por la paz, porque ella es la Reina de la Paz (Lc 1, 26-38); Ella tuvo que aprender lo que significa seguir a Dios y lo que significa la propia humanidad (¿cómo será esto, puesto que no conozco varón? Lc 1,34); María se enfrenta al drama humano: el miedo a la libertad; María tiene que elegir entre seguir el camino de Dios o seguir su propio yo (egoísmo); cuando el hombre quiere afirmarse en su egoísmo y ponerse en el puesto de Dios acaba sembrando la muerte; María se preguntó con lo que tengo ¿hago el bien o el mal? ¿colaboro con la vida o con la muerte? María aprendió a discernir el bien del mal y guardo silencio para escuchar la voz de Dios; decidió ser discípula del Dios que da la vida plena y busco crear vida, dar vida.

Peregrinación 12Al final Mons. Carlos invitó a toda la Arquidiócesis, a ejemplo de María, a ser personas que pensemos y actuemos en la vida cotidiana según Dios, personas que dejemos que nuestra vida sea animada por el Espíritu Santo para que sea plena, propia de verdaderos hijos. Miremos a Dios como al Dios de la Vida, miremos su ley (el mensaje del Evangelio) como una vida de libertad, de justicia y de paz, el Dios vivo nos hace libres, digamos si al amor y no al egoísmo, digamos si a la vida y no a la muerte, digamos si a la libertad y no a la esclavitud de tantos ídolos de nuestro tiempo, en una palabra digamos si a Dios que es amor, vida, libertad y paz.

Nuestra peregrinación tuvo un tinte vocación, con la ayuda de los seminaristas Adonis y Gustavo, ya que el camino promovieron (oración, rosario vocacional, películas y cantos vocacionales) las vocaciones y la ayuda al Seminario a través de la “Red de Amigos”.

Peregrinación 13

Peregrinación 14

Peregrinación 15

.

.

.

.

.

Galería de fotos.